Historias de loCombia

12/10/2018, Bogotà, Colombia, Lara escribe:

Al que nada sabe, cualquiera lo engaña

Biblioteca Alfonso Cano, ETCR Hector Ramirez


"Ahora uno debe tener veinte o treinta cambios de ropa, de lo contrario, no es parte de esta sociedad". Betsy está vestida de rosa, con botas de goma que cubren su media pierna y una cola de caballo que recoge un cabello largo y oscuro. Es delgada. Nos reserva una amable bienvenida, acompañada de una homilía política. No puedo imaginarla en el medio de la selva amazónica con un traje de camuflaje, un rifle en el hombro y cargando una mochila pesada con todo lo necesario para enfrentar la guerra.

Betsy es un ex integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo, mejor conocido por el acrónimo de FARC-EP. Estamos en el departamento de Caquetá, municipio de la Montañita, Vereda de Agua Bonita, ETCR Héctor Ramírez. Los ETCR son Espacios Territoriales de Capacitación y Reintegración en los que viven los ex combatientes de las FARC-EP. Luego del "Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera", firmado a Bogotá el 24 de noviembre de 2016, se crearon la ZVTN, Zonas Veredales Transitorias de Normalización, con el objetivo de facilitar el cumplimiento del punto 3, que prevé la reintegración social, política y económica de los excombatientes. Las ZVTN, nacidas como espacios de transición para garantizar la entrega de armas, el tránsito a la legalidad y la creación de condiciones para la reintegración a la vida civil de los miembros de las FARC, se transformaron, después de ocho meses, en ETCR permanentes en los cuales los guerrilleros que han aceptado de participar en el proceso de paz, se organizan, viven y trabajan.

ETCR Hector Ramirez, Agua Bonita

Llegar al ETCR de Agua Bonita no es fácil: para recorrer 20 km de camino, hacemos una hora de montaña rusa por un camino de tierra desgarrado por los hoyos llenos de agua de las lluvias recientes. El paisaje es surreal. A la izquierda, la Cordillera de los Andes, al pie de la cual se extiende una llanura verde y, a la derecha, el bosque puro del Amazonas. El atardecer tiñe el cielo de color naranja y, cuando llegamos al ETCR, está casi oscuro. Tierra roja, vegetación espesa y un silencio placentero: treinta hectáreas de este paraíso pertenecen a la Cooperativa Multiactiva para el Buen Vivir y la Paz de Caquetá-COOMBUVIPAC- creada por los ex combatientes que viven en el ETCR Héctor Ramírez. A venderles la tierra, fue el sacerdote quien la poseía y, al rechazar una generosa oferta del estado (unos trescientos mil euros), prefirió invertir en la construcción de la paz entregando la tierra a la Cooperativa por una suma casi simbólica (aproximadamente setenta mil euros). Filas de casas todas iguales: un piso, techo de lata, cinco habitaciones grandes, un baño y una ducha. En cada casa viven tres o cuatro personas y las habitaciones, a menos que uno quiera vivir con su pareja, se asignan al azar.

Cuando llegamos, los habitantes de Agua Bonita están en una reunión y, para pasar el tiempo, entramos en la tienda comunitaria del ETCR donde venden zapatos, camisetas, pantalones, libros, broches y pegatinas producidos por ex combatientes. Compro una camiseta con la impresión del póster del festival de grafiti "Agua Bonita se pinta de colores en manos de Paz y Reconciliación", que se llevó a cabo el pasado mes de noviembre. Treinta artistas, nacionales e internacionales, pasaron una semana en Agua Bonita dando una cara nueva a las paredes blancas de las casas: todos los grafitis representan imágenes relacionadas con la ideología fariana y frases de los líderes comunistas que han marcado la historia. Porque, escuchando los discursos y mirando el tipo de organización, es claro que no es a las creencias políticas, a las teorías socioeconómicas o a las posiciones con respecto al problema ambiental, lo a que renunciaron los ex guerrilleros con el Acuerdo de Paz. El objeto de la renuncia fue el uso de las armas y de la violencia como herramientas para resolver conflictos ideológicos, sociales y económicos: «La reintegración no es desmovilización», dice Federico, ex comandante y gerente de la Cooperativa. 

Casas pintadas durante la primera edición del festival de graffiti del ETCR Hector Ramirez

La organización social dentro del ETCR mantiene una huella estrictamente militar que garantiza orden y eficiencia: se han establecido varios comités para monitorear las diferentes actividades que tienen lugar dentro del espacio y con la cooperativa se ha creado un fondo común que se nutre de los ingresos de la agricultura, la avicultura, el estadero, el restaurante, la panadería, la miscelánea, la tienda comunitaria, la zapatería, la carpintería,  y de los cuales se pagan pequeños salarios a las personas involucradas en estos trabajos.

 Los habitantes de la ETCR no son solo vecinos o compatriotas: parecen más bien una familia. "En el período posterior al conflicto, hay personas de las FARC que murieron porque no tenían dinero para pagar el tratamiento, esto nunca sucedió durante el conflicto. Allí, la gente murió porque no pudimos sacarla de la guerra, pero nunca porque no tenían dinero para curarse". Ha ocurrido más de una vez que se ha organizado una colecta en Agua Bonita para ayudar compañeros a punto de morir, a regresar a casa o recibir el tratamiento necesario.

Quitar el estigma de guerrilleros y ver a las personas detrás de esta máscara que han elegido no usar más. Humanizarlas. Intentar de entender e interpretar elecciones. Perdonar. Esto debería brindar la oportunidad de pasar unos días en el ETCR en compañía de sus habitantes. Una excelente oportunidad para compartir será la segunda edición del festival de grafiti que se realizará a finales de octubre en Agua Bonita y que tiene como objetivo promover la convivencia pacífica a través del arte. ¡Todos están invitados!

Lara

Al principio

Quick Links

Universitas Forum Revista Internacional

HDRNet Biblioteca Electrónica

Historias desde el Campo de Nuestros Internos

WebSite developed by Archimede Informatica powered by TYPO3 CMS         ||         Cookie policy